Cucaracha Alemana (Blattella Germanica)

Las cucarachas pertenecen a un grupo de insectos que, por la información que se ha podido obtener de sus fósiles, ha permanecido durante 200 millones de años sin experimentar prácticamente ningún cambio. Son esencialmente tropicales y subtropicales en su origen y han sabido aprovechar el calor de los edificios construidos por el hombre, para su desarrollo en lugares con climas más fríos.

La Cucaracha alemana tiene un alto potencial reproductivo. Sus crías tienden a permanecer en grupos después de salir del huevo, y permanecen en el medio ambiental ideal que inicialmente ha escogido la madre. Estas ninfas se dispersan poco después.

Características Reproductivas. Las hembras quedan fecundadas de por vida con una sola cópula y transportan las ootecas (cápsulas de huevos) en su interior hasta que están maduras para la eclosión de los huevos, con lo que las ninfas tienen más posibilidades de llegar a nacer que en otras especies de cucarachas. Una hembra puede producir unas 4-8 ootecas a lo largo de su vida, con unos 40 huevos en cada una de ellas y un tiempo de incubación de 1 mes. El desarrollo de huevo a adulto se puede completar en unas 7 semanas en condiciones adecuadas, con lo que podemos hablar de un potencial de reproducción de cerca de 20.000 ejemplares por año partiendo de una sola hembra.

Esta Cucaracha, de 1-1,5 cm. aproximadamente y de color marrón claro, se encuentra por lo general en las cocinas, lavanderías, lugares de fabricación de productos alimenticios y donde quiera que prevalezca la humedad y una alta temperatura. Esta especie tiene en sus patas un almohadillado que le permite correr por superficies muy lisas con facilidad, pudiendo alcanzar las partes más altas de una habitación y pasar a pisos superiores.

Tiene su cuerpo algo aplastado para poder introducirse por ranuras y rendijas. Posee un “mecanismo de relojería” que las hace salir de sus escondites todas las noches a la misma hora, sin que influyan las condiciones de luz. Su control está indicado en la fabricación de productos alimenticios y bebidas, de vital importancia para la salud pública (pueden transmitir salmonellosis), y en general en todos los espacios donde se almacenen, manipulen o consuman alimentos.

 Cucaracha Americana (Periplaneta Americana)

Cucaracha americana
Cucaracha americana

Esta especie, denominada comúnmente “cucaracha americana”, de origen tropical, está perfectamente adaptada en nuestro país en zonas de climas calurosos y húmedos. Rojiza y de gran tamaño (3-5 cm. aprox.), se distingue fácilmente por la mancha de mariposa que presenta sobre el tórax. Como todas las cucarachas, se reproduce rápidamente.

Características Reproductivas. Las ootecas (cápsulas de huevos) son  depositadas por la hembra en lugares poco accesibles. Cada hembra puede producir unas 10-15 ootecas a lo largo de su vida, con un número aproximado de huevos en cada una 16. El tiempo de incubación es de 1 mes y el desarrollo desde huevo a adulto se completa en unos 5 meses. Tienen un potencial de reproducción anual de 3.000 ejemplares aprox. En condiciones favorables de temperatura y humedad, se reproducen durante todo el año. En condiciones adversas, el ciclo se alarga.

La Periplaneta Americana suele habitar en lugares cálidos y húmedos, en el interior de los edificios (sótanos, calderas, cocinas, áreas calientes en proceso de fabricación de productos alimenticios, etc…). Puede emerger desde las redes de alcantarillado.

Como todas las cucarachas, esta especie es omnívora, pudiendo ingerir cualquier tipo de sustancia y tiene hábitos nocturnos. Estos insectos, que normalmente permanecen escondidos durante el día en rendijas y grietas, salen por la noche en busca de alimentos. El control de estos insectos es importante, ya que además del problema higiénico que suponen, contaminando productos con sus deposiciones, pueden producir graves pérdidas económicas y pueden transmitir enfermedades. Está demostrado que muchas bacterias infecciosas procedentes de sustancias ingeridas en zonas de basuras, alcantarillado, etc, atraviesan el tracto digestivo de las cucarachas y pueden ser trasladadas a alimentos de consumo humano.