Hormigas
Hormigas comiendo gel insecticida

        Hormigas

Las hormigas son insectos sociales himenópteros que viven en colonias. Construyen estructuras que les sirven de nido (hormigueros) en distintos tipos de materiales, según la especie (tierra, madera, dentro de construcciones,..). También la alimentación varía según la especie (hojas, grano, azúcares, grasas,…) aunque en casi todos los casos precisan de un aporte proteínico en los momentos de alta producción de huevos o de desarrollo de larvas.

En los hormigueros suele haber tres castas distintas de adultos: reina, obreras y machos. La reina suele ser la más grande de la colonia y, una vez establecida ésta, su única función es la reproductiva, dedicándose a la puesta de huevos. Existen especies de hormigas en las que varias reinas comparten un mismo nido. Las obreras son hembras no reproductoras (estériles) aunque en determinados momentos pueden sustituir a una reina desaparecida produciendo huevos. Su labor es la de recolectar alimento, cuidar y proteger el nido y a la reina, huevos y larvas. Según la especie, las hormigas obreras pueden ser todas iguales (monomorfismo) o tener distintas formas o tamaños (polimorfismo). Por último, los machos tienen una función únicamente reproductiva. Un hormiguero adulto produce periódicamente reproductores sexuados alados (hembras y machos), que pueden emerger en grandes cantidades durante un breve período de tiempo y que se aparearán y colonizarán nuevos territorios creando hormigueros nuevos. Una vez realizada la cópula, que puede producirse en el exterior del hormiguero, en el interior o en el aire, los machos mueren y las hembras se desprenden de sus alas y buscan un cobijo que les permita comenzar la puesta de huevos y la construcción de un hormiguero nuevo.

Estas formas voladoras pueden penetrar en los locales y ser muy molestas, aunque por lo general su presencia desaparece a los pocos días u horas.

Su sentido del olfato está bien desarrollado y hace que sigan rutas determinadas en busca de comida, llegando a infestar viviendas y locales.

El control de este tipo de insectos es de particular importancia en industrias de fabricación o manipulación de alimentos y bebidas y también en viviendas.