Ratón casero (Mus musculus)

Los ratones son pequeños roedores de color gris, que suele vivir en el interior de viviendas y locales. Los ratones caseros alcanzan la madurez sexual muy pronto y son muy prolíficos.

Características Reproductivas:

Período de gestación de 3 semanas con un número de camadas al año de 7-8 y un tamaño medio de la camada de 4–7 crías. Alcanzan la madurez sexual a las 6-8 semanas y tienen, por tanto, un potencial de reproducción a partir de una pareja por año de 2.000 individuos.

Como todos los roedores, son omnívoros, es decir, pueden consumir cualquier tipo de alimentos. Ingieren sólo unos 3 gr. de alimentos diariamente, pero en sucesivas tomas de pequeñas cantidades, realizadas en puntos diferentes; con lo que los daños que pueden producir son enormes aún cuando la infestación no sea muy grave en cuanto al número de individuos. Son más activos durante la noche. Los ratones suelen hacer sus nidos en el suelo o viven en madrigueras, pero a veces pueden trepar y aprovechar los huecos de las paredes, cartonajes de los productos almacenados, etc…

El crecimiento de las poblaciones está limitado por factores de refugios, alimentos y humedad disponibles. En el caso de que las condiciones sean favorables, debido a la falta de higiene en los locales o mala disposición de almacenes principalmente, se reproducirán rápidamente, con lo que las contaminaciones de productos por orinas y heces serán frecuentes, con la posibilidad de transmisión de enfermedades tales como infecciones intestinales (los ratones son portadores de salmonellas), pudiéndose producir además graves pérdidas económicas, lo que hace que el control de este tipo de roedores parásitos sea importante.